jueves, 1 de mayo de 2008

El lapiz


Un lápiz es un instrumento común de mano utilizado para escribir o dibujar sobre papel o cartón en color gris característico, pudiendo corregirse fácilmente lo escrito o dibujado en caso de error con una goma de borrar, a diferencia de la pluma o bolígrafo de tinta y del plumón o el marcador, cuya escritura es de tipo permanente y cuya corrección es más difícil.

Consta de una barra o varilla delgada en forma cilíndrica formada por una combinación especial de arcilla y grafito visible en la punta, a la que se le llama mina o grafo (excepto para lápices de colores), la cual se encarga de marcar sobre el papel lo que se desea. Viene recubierta con una capa de madera en forma generalmente de cilindro hexagonal (aunque pudiese ser circular, ovalada o triangular) pintada en su exterior, la cual permite sujetar adecuadamente el instrumento para dibujo o escritura.

Requiere para su correcto uso del sacapuntas o afilalápices y la goma de borrar: no se puede escribir cómodamente por mucho tiempo con un lápiz sin el empleo de estos dos instrumentos adicionales, porque la punta se engrosa al poco tiempo con el uso y aunque el propio lápiz pudiera incluir una goma en uno de sus extremos, ésta suele ser pequeña, manchar el escrito por ser de baja calidad y desgastarse rápidamente, por lo que debe complementarse con una de mayor tamaño y calidad.

El grado de dureza o suavidad de un lápiz se refiere a la barra de grafito destinada a la escritura y no a la madera que la cubre. Está en relación con las cantidades de grafito y arcilla en la mezcla que se utiliza para fabricarla: a mayor proporción de arcilla y menor de grafito, el trazo será más fino y menos oscuro y recíprocamente. Por esta razón los lápices blandos escriben más oscuro y se desgastan más rápido que los duros, los cuales escriben menos oscuro y se desgastan menos, por ello el lápiz más común es el mediano.

Los lápices comunes nuevos suelen tener de 6 a 8 mm de diámetro y de 14 a 18 cm de longitud. Su duración es variable de acuerdo a la frecuencia de su uso y normalmente uno de grado duro será más durable que uno de graduación suave a la misma tasa de uso, pero será menos oscuro o visible lo que se escriba o dibuje que si se hiciere con uno blando.

Existen también los llamados lápices mecánicos o portaminas, instrumentos capaces de contener en su interior minas de pequeño diámetro (usualmente 0,3 mm, 0,5 mm y 0,7 mm) que se deslizan hacia el exterior según se va necesitando.

Tabla de contenidos

[ocultar]

Aplicaciones y usos [editar]

Lápiz sobre papel
Lápiz sobre papel

Se utiliza para escribir anotaciones sobre papel que, generalmente, ya contenga otra información o dibujos que presenten cierto grado de dificultad y donde se presentan errores frecuentes, como al resolver problemas de física, química, matemáticas o en los exámenes escritos; en dibujos o bocetos a mano con lápiz, en borradores de textos y en un sinnúmero de aplicaciones de la escritura, por lo que están siempre presentes en los salones de clase y las oficinas. No debe utilizarse en las cartas que se envían ni en los apuntes escolares que no sean solución de problemas, los cuales requieren exclusivamente el empleo de la pluma o bolígrafo.

En el dibujo técnico o profesional, como el artístico o arquitectónico, se utilizan diversos tipos de lápices de dibujo, de modo que existen lápices especializados de elevado costo en el mercado y son de uso especial.

Jamás se hará suficiente énfasis sobre la importancia que tiene un simple lápiz para poder escribir y corregir lo escrito con comodidad: todos hemos utilizado alguna vez uno de ellos y es uno de los instrumentos característicos del desarrollo de la civilización humana. Se recomienda salir siempre con papel y lápiz a la mano por lo que se pudiera ofrecer anotar.

Tipos de lápices [editar]

Generalmente los lápices suelen ser de diversos tipos:

  • De uso genérico, que vienen revestidos en color amarillo y en cuyo extremo están rematados con un pequeño cilindro de goma de color carne. Son los más conocidos y económicos que existen y vienen en seis presentaciones:
    Dibujo coloreado con lápices de colores.
    Dibujo coloreado con lápices de colores.
    • 1: extra suave,
    • 1 1/2: suave,
    • 2: mediano,
    • 2 1/2: firme,
    • 3: duro y
    • 3 1/2: extra duro.

Es muy común encontrar los lápices del 2 y 2 1/2 a la venta, ya que son los de uso más frecuente.

Un lápiz del número 1 escribe muy oscuro y su trazo es generalmente grueso, equivale al 5B ó 6B de dibujo; se recomienda su uso en exámenes escritos y en trazos o dibujos que sean oscuros. Estos lápices se acaban mucho más rápido que los de los números siguientes porque al tener mayor proporción de grafito y menor de arcilla, se desgastan más con la superficie del papel al escribir o dibujar.

Uno del 1 1/2 escribe poco menos oscuro que el del 1, equivale al 2B ó 3B de dibujo; es poco común.

Uno del número 2 es de graduación media, por lo que es el más común y equivale al HB de dibujo.

Uno del 2 1/2 escribe menos oscuro que del 2 pero dura más, equivale al F de dibujo y se utiliza en exámenes de admisión de opción múltiple.

El lápiz del 3 equivale al 3H y del 3 1/2 al 5H ó 6H de dibujo, son los que más duran pero escriben muy tenue por tener mayor proporción de arcilla y menor de grafito; se sugieren en el trazo de líneas delgadas y bocetos. Nunca en exámenes o escritos que requieran un buen grado de visibilidad.

Desafortunadamente los lápices del número 1 y 3 son muy poco comunes ya que es muy raro encontrarlos a la venta, además de que la gente no los pide comúnmente siendo que debiera conocerse su utilidad más extensamente.

  • De dibujo, normalmente utilizados en dibujo técnico o artístico que vienen revestidos de color azul rey, en cuyo extremo inferior están rematados por una placa de metal plateado y no incluyen goma.

Su capacidad de escribir un trazo más claro u oscuro se mide con las siglas H, B y F (en duro, negro, y fino).

El B es más blando y oscuro; el lápiz común tiene siglas HB porque está entre los grados duro y blando. , por eso los lápices de grado B escriben más grueso y oscuro que los H. Normalmente se encuentran en el mercado desde 6B hasta 7H, pero estuches profesionales o lápices específicos son desde 9B hasta 9H.

En los cursos de dibujo artístico o dibujo técnico se estudia su empleo con amplitud.

  • Lápices de escritura de ninguna de las dos categorías anteriores, ya que vienen forrados de diversos colores o algunos de ellos incluyen figuras distintas, por ejemplo tablas de multiplicar, cuya graduación es muy variable. Dentro de este tipo están los promocionales. Incluso existen algunos de colección que son de gran tamaño.
  • Lápices de entrenamiento infantil: Son gruesos y su objetivo es adiestrar a los párvulos en el uso posterior del lápiz.
  • Lápices cosméticos, que emplean las mujeres en las mejillas o las cejas.
  • Lápices de carpintero: son planos y se afilan con cuchillo o navaja.


Lápices de colores [editar]

Lápices de colores.
Lápices de colores.
Estuche de "Prismacolor profesional" de 120 piezas.
Estuche de "Prismacolor profesional" de 120 piezas.

Los lápices de colores son un conjunto de lápices con mina de diversos colores distintos que se utilizan para dar color a dibujos en blanco y negro o bien para crearlos y colorearlos sobre la marcha. Todas las personas en su niñez han trabajado alguna vez con ellos en la escuela y vienen en diferentes presentaciones, por lo regular son de 12, 24, 36 y 48 colores distintos.

Existen lápices de colores de distintas marcas y calidades.

Los lápices de colores profesionales vienen en presentaciones de colores en múltiplos de 12 y hasta 120 colores, sin embargo, existen lugares especiales donde pueden encontrarse estuches de gran cantidad de colores que se aproximan al millar.

La característica que distingue a los lápices de colores profesionales de los escolares, es que los profesionales son más grasos, pudiendo así dar más graduación en el tono con ellos.

Pueden ocuparse simplemente por requisito para trabajos escolares o bien hasta para crear diversas obras de arte con ellos, lo cual requiere sin embargo de cierta práctica y talento al manejarlos.